La grasa en la mujer

Ésta es una de las mayores diferencias morfológicas entre hombre y mujer puesto que la grasa en la mujer es más abundante que en el hombre, para suavizar sus contornos musculares, borrar algunas prominencias óseas y redondear superficies, hundiendo en determinados lugares, los pliegues y huecos característicos de la mujer.

En una mujer normal, la grasa representa por término medio, entre el 18% y el 25% de su peso, mientras que en los hombres sólo representa entre el 10% y el 15%. Ésta diferencia se debe al hecho de que el cuerpo de la mujer, está siempre preparado para el embarazo y el cuerpo, estará siempre preparado para alimentar al feto y luego, al recién nacido, con sus propias reservas.

Lo anterior entonces, hace que la mujer almacene más energía en forma de grasa, proyectando ésta, a un futuro embarazo o gestación y es por ésta misma razón que los niveles de grasa en la mujer, aumentan en los dos últimos trimestres del embarazo.

Así mismo, por diferentes razones, la naturaleza selecciona diferentes tipos de reparto de la grasa en la mujer según el clima y es por ésta razón también, que en los lugares con clima cálido, la grasa se localiza principalmente en los glúteos, en la cadera y alrededor el ombligo, lo cual evita que la mujer se vea envuelta en un caluroso manto de grasa que le molestaría y le sería muy poco económico para la termorregulación en un ambiente cálido.

Por el contrario, en los países más fríos, el reparto de la grasa en la mujer, es totalmente diferente, lo cual la protege del frío o del invierno.

¿Cuál es la función principal de la grasa?

Se tiene entonces, que la principal razón del reparto de la grasa en la mujer así como los momentos de generación y acumulación de la misma, es la supervivencia de la especie, puesto que permite la supervivencia de la mujer y de su progenie en caso de escasez.

En conclusión, ésta es la principal función de la grasa en la mujer y en el hombre, permitir que éstos mantengan siempre reservas de ATP o energía en el cuerpo para protegerles en ciertos momentos, espacios o lugares de sus vidas y con ello, permitir su supervivencia (teniendo en cuenta que esto aplica, cuando los niveles de grada en el cuerpo, son los adecuados).

Por lo anterior, la grasa en el cuerpo y en los niveles adecuados, es necesaria para mantener un el buen funcionamiento del organismo y es por ésta razón, que es igualmente contraproducente, eliminar la totalidad de grasa en el cuerpo, puesto que esto trae consigo, graves problemas hormonales tales como la desaparición de la menstruación en la mujer, la ausencia provisional de la ovulación y en consecuencia, esterilidad momentánea, esto a su vez, porque como ya se mencionó, la mujer no tendría entonces reservas energéticas para mantener o alimentar a un feto y posteriormente, a un recién nacido, cosa que pondría en riesgo su supervivencia.

Principales localizaciones de la grasa

Como ya lo mencionamos, las reservas de grasa, se acumulan en ciertas zonas del cuerpo de forma muy precisa evitando generalmente, los lugares de flexión como las articulaciones a fin de no obstaculizar los movimientos.

Por lo general, las principales localizaciones de la grasa, son iguales en mujeres y hombres con la diferencia de que el las mujeres tienen existen lugares con mayor desarrollo e importancia que en el hombre.

Los glúteos

Tiene como función, proteger la región anal y hacer que la posición sentada, sea más cómoda, evitando el contacto directo con los huesos, con el suelo o cualquier superficie de apoyo.

La parte inferior de la espalda

Es la segunda en importancia, a fin de proteger también, a los glúteos.

Debajo del trocánter o cartucheras

La grasa en esta zona, es abundante, suele confundirse también, con el tejido graso de la cara anterior del muslo y por detrás, con la de la nalga.

Salud Estratégica en su portal web, presenta un artículo muy interesante también sobre el ¿por qué las mujeres necesitan grasa? mencionando cosas tan valiosas como la importancia que tiene ésta para el desarrollo correcto de un recién nacido así como el desarrollo de su inteligencia y algo que nos ocupa todos los días y con igual importancia a lo anterior: las diferentes estrategias, alimentos, productos, ejercicios y demás, para bajar de peso, el por qué éstos deben ser controlados y tener sus límites.

Por ende, nuestro recomendado del día de hoy para éste artículo, es el realizado por Salud Estratégica en http://www.saludestrategica.com/las-mujeres-necesitan-grasa/

Fuente:

Frédéric D. Guía de los movimientos de musculación. Descripción anatómica. 2da. Edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *