Saltar al contenido
EntrenaGym

Siete barreras mentales que impiden que mejores tu fisico

psicologia deportiva

No es un secreto que nuestro principal enemigo en todo, somos nosotros mismo y todo a raíz de cómo pensamos, como ejercitamos nuestra mente y de nuestras barreras mentales.

Por ende, es necesario que seas fuerte mentalmente también, pues es la que nos dará las ganas y la energía necesaria para lograr nuestros objetivos deportivos, así que desde ya, desde ahora mismo deja las excusas.

Por esta razón es que podrás apreciar que los grandes deportistas olímpicos siempre contarán con un psicólogo deportivo, pues a ellos igualmente les pasa que pierden su motivación, que se dejan afectar por uno u otro problema, etcétera y es extremadamente necesario ejercitar y trabajar nuestra mente en pro de nuestro entrenamiento y objetivos.

Así las cosas, empecemos con las siete barreras mentales que pueden estar evitando que consigas el cuerpo deseado y seas fuerte mentalmente.

Miedo a lo desconocido

Miedo al trabajo duro, al dolor, al fracaso, etcétera. El miedo es el principal obstáculo para todo y en éste caso, para tu entrenamiento.

Consejo: pierde tus miedos, déjalos a un lado, arriésgate y no permitas que tus miedos ganen.

Miedo a fracasar

Nuevamente el miedo, pero en éste caso un miedo específico y es el miedo a fracasar en lo que haces y en tu entrenamiento, lo cual demuestra que desde antes de empezar a realizar alguna actividad, ya estás bloqueándote con miedos propios que impedirán que logres tus objetivos.

En este sentido lo más aconsejable es que te arriesgues, que dejes éste miedo y que al final de tu temporada o entrenamiento, si sientes que no lograste los objetivos deseados, te sientes a revisar con calma todo lo que hiciste y tomes esto para mejorar en tu próxima temporada o entreno.

Dudas

El dudar de ti, el dudar de lo que haces es también un reflejo del miedo y esto hará que hagas todo el entreno con miedo igualmente. Cosas tales como “no puedo” son dudas de ti mismo hacia tus propias capacidades que terminarán por hacer que no avances en tu entrenamiento y por ende, lo más recomendable es que cambies tales frases y mentalidad y sepas que si puedes hacerlo y que si puedes lograrlo.

El dolor

Se resume como lo mencionamos al principio en el miedo al dolor, a que duelan tus músculos, a que te lesiones, etcétera, cosa que no debería ser un miedo si realizas los ejercicios que realices, de una manera adecuada y técnica. En cuanto al dolor, es necesario que sepas que siempre estará allí pues es una respuesta natural de nuestro cuerpo a las cargas a las que se le somete y éste al contrario, debería ser una herramienta para animarte y saber, que vas por buen camino, puesto que tus músculos se están adaptando y progresando pero ten cuidado de no confundirlo con el dolor de una lesión.

Expectativas

Te lo resumimos en esto: si esperas poco de ti, harás poco y conseguirás poco de ti pero si esperas mucho de ti, harás mucho y conseguirás mucho de ti.

Esto quiere decir que si no te propones metas y objetivos claros y altos y no tienes grandes expectativas sobre ti y tu entreno y lo que quieres hacer, no conseguirás mayor cosa y por ende, debes empezar a pensar en grande, debes empezar a saber qué es lo que quieres y pensar en querer más y más.

Seguir la corriente

Esto hace referencia a sincronizar tus músculos con tu mente, es decir, a aprender a manejar tu cuerpo con tu mente, cosa que será de gran utilidad pues con ello podremos conseguir toda la energía extra que necesitamos, porque si no lo haces, será entonces una gran barrera para lograr tus obstáculos.

El consejo aquí es que mientras realizas tu entreno, pienses en lo que haces y cómo lo haces y pienses en hacerlo bien mientras lo haces, no que mientras estás haciendo un ejercicio, pienses en cosas totalmente distintas a eso y que no tienen nada que ver ni aportarán nada a tu entrenamiento.

Ansiedad

Aquí la ansiedad juega también un papel súper importante, pues si no la controlas, se convierte también en un enemigo de tu entreno puesto que si no te desesperas en conseguir resultados supremamente rápido (por ejemplo), cambiarás tu forma de pensar y bloquearás inmediatamente el resto de cosas buenas que hayas planeado y realizado para tu entreno.

Por ende, es aconsejable que controles tu ansiedad a una u otra cosa, que manejes también los momentos de estrés de forma adecuada y que por el contrario, le pongas entusiasmo y ganas a todo, con paciencia y perseverancia.

Así las cosas, no olvides que la mente es el arma más poderosa con que puedes contar y que es la herramienta más fuerte de la que te debes valer desde que te despiertas hasta que te acuestas a dormir nuevamente, para lograr tus metas y objetivos, es la que puede bloquear tu entreno o la que por el contrario, puede ayudarte a avanzar rápidamente.

Te invitamos ahora, a ingresar a nuestra sección de entrenamientos constantemente, donde encontrarás diferentes entrenamientos útiles para cada uno de los objetivos que desees alcanzar.

Por último, te invitamos a revisar y realizar, nuestro Reto de quince días de pecho, espalda, brazo y abdomen en casa.

http://www.entrenagym.com/reto-en-casa-de-quince-dias-de-pecho-espalda-brazo-y-abdomen/