Saltar al contenido
EntrenaGym

Tecnica de los pilates

28 junio, 2017
pilates

La tecnica de los pilates, la entenderemos como aquellos elementos necesarios para una ejecución correcta de los mismos y que nos permitirá, alcanzar los resultados deseados de manera adecuada.

Fueron ideados a mediados de la década de los años veinte y fueron a su vez, uno de los primeros sistemas de ejercicio occidentales con un enfoque holístico de la forma física y bienestar.

Tal como lo menciona Malcolm Muirhead en su libro Total Pilates, la técnica de los pilates, ofrece un método único de control y acondicionamiento corporal mediante el estiramiento y fortalecimiento de diferentes grupos musculares de modo tal que mejora en gran medida, la flexibilidad de los mismos y su equilibrio y fuerza.

Así mismo, tenemos que tener en cuenta que los diferentes programas de pilates, deben ser reforzados con otros ejercicios o deportes, de manera tal, que se logre ejercitar correcta, completa y adecuadamente, la totalidad de nuestro cuerpo.

El objetivo principal de los pilates, es reforzar el núcleo central del cuerpo y utilizar los músculos abdominales, para controlar los diferentes movimientos que realices, lo cual como lo mencionamos en el artículo de ¿cómo prevenir lesiones?, es extremadamente útil, pues ayudará a que controlemos mejor nuestro cuerpo, a equilibrarlo y por ende, a evitar lesiones en los diferentes ejercicios o actividades que realicemos.

Además de lo anterior, con los pilates aprenderás a concentrar tu mente mientras ejercitas tu cuerpo, mejorando una vez más, la coordinación, la conciencia del propio cuerpo, la flexibilidad y el alineamiento en general.

Principios de la técnica de los pilates

Siguiendo lo mencionado por Total Pilates, se encuentra que los principios básicos de los pilates son:

  • Concentración
  • Respiración
  • Centro
  • Control
  • Precisión
  • Movimientos fluidos
  • Aislamiento
  • Rutina

Concentración

La técnica de los pilates, necesita de toda tu atención y concentración, para poder así, controlar y conocer tu cuerpo. Se debe controlar cada movimiento cuidadosamente y debe buscarse que la mente y el cuerpo trabajen conjuntamente.

Respiración

Al igual que en todo ejercicio o actividad realizada, la respiración es vital. Es prescindible aprender a respirar y controlar dicha respiración, sin causar tensión en el cuerpo y aportando el oxígeno adecuado a nuestro cuerpo, de manera tal, que aumente el rendimiento muscular y nuestra mente, se pueda tranquilizar.

Centro

Hace referencia al centro o núcleo de tu cuerpo, el cual como ya dijimos, es tu abdomen o tus abdominales. Se trata de fortalecer el abdomen y aprender a controlarlo y poder con él, controlar y equilibrar también, el resto del cuerpo en su totalidad.

Desde tu abdomen, se podrán contraer y estirar los diferentes músculos evitando lesiones en diferentes músculos así como en la columna vertebral o el cuello.

Control

Se trata de aprender a controlar el cuerpo y mantener la postura y alineamiento correcto del cuerpo mientras se trabajan los músculos. Por esto, es que los pilates se trabajan con movimientos lentos y controlados, pues esto genera un trabajo contra la gravedad que ayuda a aumentar la fuerza y control del cuerpo.

Precisión

La ejecución precisa de los diferentes movimientos, es una de las claves de la efectividad de la técnica de los pilates; es necesario aprender a realizar cada movimiento de manera adecuada y con gran técnica, la cual se adquiere con la práctica, la paciencia, el tiempo y la concentración.

Movimientos fluidos

Los movimientos deberán ser lo más suaves posible, en secuencia lenta y repetida, utilizando un movimiento continuo y fluido, al ritmo de la respiración que igualmente, debe ser suave y tranquila.

Aislamiento

Para realizar una adecuada rutina de pilates, es necesario tener plena conciencia de las diferentes partes del cuerpo, con el fin de realizar los ejercicios de forma precisa y controlada; se trata entonces, de aprender a relajar los músculos que no se estén trabajando en cierto ejercicio, es decir, de aislar los músculos que están trabajando, de los que no.

Rutina

Se trata de la creación de una rutina y de la práctica regular, de los pilates, para poder con ello, mejorar gradualmente la técnica y destreza en la ejecución de los mismos.

Fuente:

Malcolm M. 2004. Total Pilates. Pearson Educación. Madrid.